Sueño Sideral





Respuesta al Mensaje de Arecibo, 1974. Crop circle, 21 de agosto de 2001, radiotelescópio de Chibolton, Hampshire, Inglaterra. 



Se acerca un brillo infinitesimal. Todos fuimos y seremos foráneos. Tierra Santa es nuestro planeta: un sueño sideral. Se inicia la danza de los hermanos/viajeros que llegan; nuestra historia es similar. Se agota la tendencia xenofóbica, cuando nos sentimos extraños hoy. Daremos un paseo interestelar, vagando en el Cosmos, juntos, tu y yo. Como este viaje no hay nada igual, y nuestra nave espacial es especial. A ritmo inconsciente, llegaré hasta Marte: en Deimos o Fobos, resucitaré. Extraño y foráneo nunca más seré, cuando viaje hasta amarte.