Onírico Andar…





Lo único que realmente nos pertenece es el tiempo. Incluso aquel que nada tiene, lo posee (Baltasar Gracián)


06. El amor del Loto expresa aquí la invariabilidad de la corriente del tiempo. Los accidentes del Destino no son mas que meandros en el río de lo existente. Pero dentro de las tuberías cerebrales, las direcciones lumínicas se traslapan dando cabida a las anticipaciones fantasmagóricas, tanto como a las alas que le permiten volar a las aladas apariciones metafóricas de la imaginación desbocada, que por momentos parece una ensalada malvada, por su propia potencia, elevada . No obstante, sé es libre de optar por silenciar como ruido blanco lo que se ve, y dejarse llevar por la melodía que surgirá después de perseguir la conexión que lleva hacia la anaranjada nube de sonidos.